Casa

La casa de mi padre no es la casa de un dios. La casa de mi padre es la casa de un hombre que ha creado a un dios. El dios se ha propagado por el mar...

La casa de mi padre no es la casa de un dios.
La casa de mi padre es la casa de un hombre que ha creado a un dios.
El dios se ha propagado por el mar.
El dios se ha propagado por las islas.

He matado a un hombre.
He matado a un hombre, padre.
He matado a un hombre, dios.

La sangre inflamó la ropa que llevaba.
La sangre manchó mis poros descubiertos.
Luego hice el amor con tu esclava favorita
y su sangre lavó la culpa de mi brazo.

He matado a un hombre.

Mi padre creó un dios.
Dios de hombre.
Sangre de hombre.
Sangre de mujer, recién sacrificada.

La muerte se ha propagado por el mar.
La muerte se ha propagado por las islas.

En la casa de mi padre hice el amor con su esclava.
El dios creado por él propagó la noticia.


Más #NidoDePoesía: Enseña a la madrugada qué es la maldad


 

  • author's avatar

    By: Javier Bautista Muñoz

    Poeta y pasante de Lingüística y Literatura Hispánica en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Nació en San Bernardino Contla, Tlaxcala, 1991. Ha sido becario del Festival Interfaz-ISSTE Los signos en rotación 2015; y del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Tlaxcala en la categoría de poesía. Ha obtenido el XVI Premio Filosofía y Letras 2015 de la FFyL BUAP en la categoría de poesía; el segundo lugar del Concurso de Poesía El Reclamo Poético que organizó la Alianza Francesa de Puebla A.C., en 2016; y el Premio Tlaxcala de Poesía 2017.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Desnuda lluvia
    Pastor de nacimiento
    Enseña a la madrugada qué es la maldad

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *