Jugando a los cíclopes

Jugando a los cíclopes
¿Sabes? Nunca cierro los ojos cuando te beso. Foto: Pixabay.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope... Rayuela, Julio Cortázar.

Esta necedad por escribir
me hace confesarte algunos secretos:

¿Sabes?
Nunca cierro los ojos cuando te beso.

Trato de adivinar
qué primavera quedó atrapada detrás de tus párpados.

Nunca cierro los ojos cuando te beso.

Quiero saber si las nuevas que trae tu mano siguen siendo noticias de primera plana
–como Aguas Blancas, como Acteal–.
.
Nunca cierro los ojos cuando te beso.

Por la fascinación de sorprender al colibrí que ingrávido escapa de tu boca
cuando separo mis labios de los tuyos. Nunca cierro los ojos cuando te beso.
Y aún me queda tiempo para intentar contener
el temblor de tus pechos líquidos
–pertinaces gotas de rocío matutino–.

Viento de América 23 marzo 1998


Más #NidoDePoesia: La boca noche arriba

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *