Un pez entre mis venas

Un pez callado fluye por mis venas nadie sabe que tipo de pez es ha tenido tantos colore, tantas velocidades al nadar... Foto: Pixabay.

Un pez callado fluye por mis venas nadie sabe que tipo de pez es
ha tenido tantos colore, tantas velocidades al nadar que no he sabido decir cuál.

Cuando era niña brincaba de una a otra vena,
con su cola multicolor, como si fuera un Beta.

En algún momento,
entre brinco y brinco sintió cómo se congelaban sus aletas,
y sus escamas comenzaban a caer dejando un azul pálido
tan pálido, que ni él se reconocía.
El pez dejó de saltar, y dolía cada uno de sus aleteos, como si sus espinas estuvieran
donde las aletas deberían estar.

Sus escamas nos han regresado, las aletas aún no le han crecido pero una a una las espinas entraron

a su cuerpo y dejaron de lastimar. Este pez callado,
aún no encuentre nuevos colores, pero aún no ha olvidado como saltar.

  • author's avatar

    By: Daniela Sánchez Castillo

    (Ciudad de México, 1998) estudia Escritura Creativa y Literatura en el Claustro de Sor Juana en la Ciudad de México. Participó en las Microficciones del Claustro de Sor Juana en el 2018. En el 2019 cursó el Diplomado en Literatura Europea Contemporánea en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia. Actualmente, es editora de poesía y jefa de traducción en Cardenal Revista Literaria. Actualmente, es editora de poesía y jefa de traducción en Cardenal Revista Literaria.

  • author's avatar

  • author's avatar

    ¿Y, ya casi llego?
    Con mucho cuidado
    Acércate un poquito más
    Si antes podía…

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *