Los poemarios perdidos que inundaron el mar de la memoria II

poema escondido
Un poema escondido es una espina que no revela su agudeza asesina.Insomne, y siempre voraz, el poema nada dice entre diente y diente... Foto: Pixabay.

Hay que hacer y rehacer…
Sacarlo desde abajo
con su peso de cadáver.

Con su nada entre las manos,
para afinarle punta
a sus palabras.

Darle un puñetazo
que con sus trampas cotidianas,
taladra en el vacío del aire.

Un poema escondido
es una espina que no revela
su agudeza asesina.

Insomne, y siempre voraz,
el poema nada dice
entre diente y diente,
entre lengua y lengua.

Es un cúmulo de algas entre arterias vivas.


Más #NidodePoesía: Los poemarios perdidos que inundaron el mar de la memoria I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *