Pequeños dioses

Pequeños terremotos que estremecen mundos inexistentes: donde se abrazan los cuerpos, se abrasa la vida.

I*
Somos seres de noche
envueltos en un manto de lluvia,
para jugar entre las estrellas y ocultarnos
al inventar los días que nunca existieron
y crear historias bajo el plenilunio,
mientras deshacemos el tiempo entre nuestros dedos
y el color de los astros;
el mismo que se nos graba en la piel.

II
Pequeños terremotos que estremecen
mundos inexistentes:
donde se abrazan los cuerpos,
se abrasa la vida.
Las pieles se funden en un ir y venir sin sentido.
En huracanes formados con los dedos,
las manos de los dioses
sin tierra
juegan a crear su destino.

III
La oscuridad nos une.
Miramos un cielo abandonado
que se abre
ante nuestros ojos.
Somos sombras entrelazadas: estamos fundidos.
Al final
las tinieblas siguen siendo tinieblas.


Más #NidoDePoesía: Páramo de leñas


*Este poema se publicó con anterioridad en Primera Página Revista, como parte de la compilación Inventar la noche.


 

  • author's avatar

    By: Ariatna Gamez Soto

    Estado de México, 2001. Ha participado en: Jornada Poética: Los amorosos hablan en 2017 y 2018; y en La juventud y sus voces, en la Casa del Poeta Ramón López Velarde, en 2017. Ha sido publicada en la revista Noctunario y en la antología Donde se escuchan las voces de Nado Mundo Literario.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Páramo de leñas
    Mediasvoces
    Silencios sin nombre

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *