A horas

A horas: Tú que llegas con el paso de la luna...

Tú que llegas con el paso de la luna
y te marchas con la brizna de los amagos del sol:

Él, que teje y desteje las huellas de mi luz,
mece mis manos en posición del mediodía,
regresa mis ojos a la soledad de la hora.

Amanece conmigo, llévate mis mañanas,
besa la comisura de mis luces
y desvanécete en la eterna angustia
para dejarme sólo a veces, a voces sola.


Más de Alisson Rivas en #NidoDePoesía: Sólo la luz


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *