La Superliga pierde su primera batalla, ¿quién ganará la guerra del futbol?

Los clubes ingleses asestaron el primer golpe a la Superliga. Foto: Especial.

TecoRecuento (21/04/2020).- La Superliga perdió su primera batalla. Seis clubes ingleses se vieron obligados a abandonar el proyecto, luego de que aficionados los presionaran para dar marcha atrás a su adhesión al proyecto.

Así, durante la noche de este martes, Manchester City, Chelsea, Arsenal, Manchester United, Liverpool y Tottenham expresaron, en escuetos comunicados, su salida de la Superliga.

El anuncio de los clubes ingleses provocó la alegría de sus aficionados. Afuera del Estadio de Stamford Bridge, la gente saltó y festejó su triunfo, mientras emitía una serie de cánticos contra Florentino Pérez, presidente del torneo y del Real Madrid.

Mientras los clubes ingleses anunciaba su salida el proyecto, los equipos restantes sostenían una reunión para determinar los pasos a seguir.

Horas después, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Inter de Milán y AC Milan expresaron que el proyecto continúa, aunque reconsiderarán y reconfiguararán el proyecto.

“Dadas las circunstancias actuales, reconsideraremos los pasos más apropiados para reconfigurar el proyecto, teniendo siempre en mente nuestros objetivos de ofrecer a los aficionados la mejor experiencia posible al tiempo que potenciamos los pagos solidarios para toda la comunidad futbolística”, detallaron en un comunicado con el que intentaban evitar el bochorno.

Acusaron que los clubes ingleses fueron obligaos a salir del torneo, y reiteraron que su propuesta “se ajusta plenamente a la legislación y la normativa europeas, como ha demostrado hoy la decisión judicial de proteger a la Superliga de las acciones de terceros”.

Reiteraron que u propuesta busca que el futbol evolucione, se genere estabilidad económica y una bolsa solidaria para los demás equipos europeos.

La hora del derrumbe

El futbol europeo y mundial se sacudieron la noche del pasado domingo, luego de que doce clubes europeos anunciaran la creación de un torneo semicerrado que les permitiría acceder a más recursos económicos.

UEFA, la FIFA, federaciones locales de futbol y hasta mandatarios de distintos países expresaron su rechazo. Horas después, los aficionados se sumaron a la negativa del nuevo torneo europeo.

La presión contra los doce continúo durante el lunes y martes. Aficionados del Liverpool protestaron a las afueras de Anfield, colocaron mantas y amenazaron con dejar a los Reds caminar solos si continuaban con la idea de sumarse al torneo.

Pep Guardiola, Kevin de Bruyne y la plantilla del Liverpool se mostraron contrarios a la idea. En conferencias y comunicados expresaron su deseo por ponderar la competición a permitir que un grupo de equipos mantenga el dominio de los recursos.

Entonces, la caída comenzó. Chelsea y Manchester City filtraron a medios que habían iniciado los trámites para salir de la Superliga.

“El Manchester City puede confirmar que ha promulgado formalmente los procedimientos para retirarse del grupo que desarrolla planes para una Superliga europea”, detalló en su cuenta de Twitter la tarde este martes.

Tras su empate a cero con el Brighton, el Chelsea emitió un comunicado para confirmar su salida del torneo.

“El Chelsea puede confirmar que ha comenzado los procedimientos formales para retirarse del grupo que desarrolla planes para una Superliga europea”, detalló en un comunicado.

Agregue tras “considerar el asunto a fondo“, decidieron que su participación “no sería lo mejor para el club, nuestros seguidores o la comunidad futbolística en general“.

Liverpool se sumó a la salida, luego de que sus aficionados, entrenador y jugadores se expresaran en contra del torneo.

“El Liverpool puede confirmar que nuestra participación en la propuesta para formar una Superliga Europea no continuará”, dijo.

Tottenham no se quedó atrás. El dueño del club londinense, Danielji Levy, se dijo arrepentido de la “ansiedad y tristeza que hemos provocado“.

“Confirmamos que hemos comenzado los procedimientos para salir del grupo que se encuentra desarrollando propuestas para la European Super League (ESL)”, agregó en su cuenta de Twitter el Tottenham.

Arsenal fue más allá. En su comunicado, dijo que habían cometido un error y hasta ofrecieron disculpa por ello.

“Como resultado de haber escuchado a la comunicado del fútbol, abandonamos la Superliga. Hemos cometido un error y nos disculpamos por eso”, dijo el cuadro londinense.

La salida inglesa cerró con el Manchester United. “No participaremos en la Superliga europea. Hemos escuchado cuidadosamente la reacción de nuestros aficionados, del Gobierno del Reino Unido y de otros entes”, dijeren los Red Devils en un comunicado.

¿Morirá la Superliga?

La Superliga perdió su primera gran batalla. La salida de los clubes ingleses pegó en el corazón del torneo organizado y liderado por Florentino Pérez.

Hoy, los aficionados ingleses han ganado una gran batalla. El arraigo por la competición local y a los valores comunitarios desees clubes, vencieron al deseo de acumular más recursos.

Sin embargo, la idea sigue viva, alentada por el presidente del Real Madrid, el de la Juventus y la necesidad de recursos del Barcelona.

La primera batalla está perdida, ¿quién ganará la guerra del futbol?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *