Leipzig embiste al Atlético y obtiene su pase a semifinales de Champions

Leipzig celebra el gol de la clasificación. Foto: Twitter, @LigadeCampeones

Al Leipzig le bastaron 32 juegos disputados en competencias europeas para llegar a su primera semifinal de Champions League.

Fundado en 2009, el cuadro alemán obtuvo su pase a costa de un desdibujado Atlético de Madrid.

Desde los primeros minutos del partido, Leipzig tomó el control de la pelota. El cuadro español se replegó en su medio campo y desde ahí intentó imponer sus condiciones para apropiarse del duelo.

No pudo. El cuadro teutón se apropió de una de las insignias del Atlético, la intensidad. Presión en todos los sectores del campo y movimientos constantes que impidieron a los españoles controlar el partido.

Sin embargo, las emociones llegaron hasta el segundo tiempo.

Al 51’, Laimer abrió la pelota hacia la banda derecha del Atlético. Sabitzer tomó el esférico y metió un centro que halló cabeza de Olmo. El jugador español remató y mandó el balón al fondo del arco.

Tras el tanto del cuadro alemán, Diego Simeone sacudió el banco para hacer ingresar a Joao Félix.

El portugués revolucionó el juego de los colchoneros, lo volvió más dinámico y peligros. En sólo 10 minutos, dejó frente al arquero alemán a Renan Lodi.

Al 70’, Félix tomó la pelota, cambió de ritmo y entró al área. Klostemann lo derribó y el árbitro marcó penal.

Joao tomó el esférico, disparó y la mandó a guardar cerca del ángulo izquierdo, haciendo imposible la estirada del arquero.

Parecía que el momento del Atlético había llegado. De los pies de Félix lucía peligroso y cercano a darle la vuelta al marcador.

Pese a los esfuerzos del portugués, el tiempo comenzó a correr en contra de los colchoneros. El cansancio era visible y las fuerzas parecían desvanecerse en el cuadro del Cholo Simeone.

A dos minutos del final, Kampl desbordó por derecha, sacó un centro que halló los pies de Tyler Adams.

El estadounidense se acomodó y sin marca sacó un disparo que terminó al fondo del arco colchonero.

Leipzig nuevamente reafirmaba su superioridad en el campo.

No hubo tiempo para más, el Atlético terminó por desdibujarse, mientras los toros germanos se alistaban para arribar a las semifinales.

Al Leipzig le bastaron once años y 32 juegos en torneos europeos para disputar su primera semifinal de Champions League. En 90 minutos y frente al PSG buscará continuar con su historia de éxito y arribar a la final del torneo más importante de clubes en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *