Especial 8M | Las calles se tiñen de morado

Ellas dignifican su lucha, resignifican el miedo y lo convierten en fuerza. Foto: Diana Ramírez Luna.

Para unos la señal de que la primavera se acerca; con el color de las jacarandas, otros vaticinan el inicio del rito religioso.

Ellas dignifican su lucha, resignifican el miedo y lo convierten en fuerza.

Las más valientes gritan por las que ya no están, porque están hartas, porque duele, porque indigna, porque aún pueden.

Otras quieren quemarlo todo.

Y lo queman: con su voz que pide justicia, con los aplausos que resuenan en las paredes, ésas que todo lo pintan.

Porque las paredes no hablan, no sangran no sienten, no desaparecen.

Luchan por su libertad, porque han pasado algún tiempo en silencio, porque cuando gritan los demás enmudecen.

Y el morado se vuelve verde. Es su cuerpo y sólo ellas deciden.

Porque si prefieren se convierten en madres, sin dejar de ser hermanas, hijas o mujeres y revedecen con luz propia.

La brillantina las envuelve, en el cuello llevan trapos, que convierten en la bandera de la ola morada.

Convergen todas las historias de años desiguales, de amores eternos, aquellas que ya no están.

Y las letras, que expresan rabia, que exigen que ni una falte, están contorneadas de colores, llegan a la cima sujetas de un puño en lo alto.

Se toman de la mano, se entrelazan de lo brazos, se cuidan entre ellas para que todos las escuchen fuerte y claro.

Ellos, en la orillas, sólo miran. Sin permiso vigilan, como sorprendidos, expectantes a lo que pasa.

Y pasa, resuena “el violador es el estado y el sistema patriarcal”, que nos debe tanto y no nos deja pasar.

“No se va a caer, lo vamos a tirar” y pasarán sobre él y podrán continuar.

Que el morado signifique la lucha que pintó las calles.

Que se desborde en marea, lo que agita el edificio, que explote, que terminen las pérdidas sin sentido.

  • author's avatar

    By: Selene Bazán

    Nací en la Ciudad de México el 15 de abril de 1992; desde hace 26 años radico en Ixtapaluca, Estado de México. Estudié Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde me especialicé en periodismo. Mi experiencia laboral como redactora comenzó en el medio digital Sin Embargo y actualmente en Regeneración Mx. Escribir poesía ha sido la manera más primorosa de hacer catarsis en la vida.

  • author's avatar

  • author's avatar

    No sabemos amarnos
    No
    Odio
    Ahogada

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *