El invierno llegó

Y fue todo lo que esperaba. Después de ver el primer episodio de la última temporada de Game of Thrones volvimos al inicio de la historia.

Y fue todo lo que esperaba. Después de ver el primer episodio de la última temporada de Game of Thrones volvimos al inicio de la historia. Las caras que conocimos –ahora más grandes o más avejentadas– removieron recuerdos entre sus espectadores y hubo encuentros entre muchos de ellos que definitivamente hicieron referencia a la primera temporada.

Primero, el encuentro con Sansa Stark y Daenerys Targaryen. En definitiva estas dos grandes protagonistas no se llevan bien y en este capítulo se notó la poca química que hay entre ambas, principalmente de Lady Stark para con la “madre de dragones”.

Jon Snow por su parte volvió a abrazar a la ahora asesina Arya Stark. Como en el segundo capítulo, los parientes –que no hermanos– se apretaron fuerte tras años de no encontrarse, pues recordemos que Jon deja a su familia para irse a la Vigía nocturna poco después de que Ned Stark es nombrado como mano del rey por Robert Baratheon.

Por otro lado también vimos a un personaje no muy querido: el “pequeño” Theon Greyjoy. En la temporada anterior vimos como abandonó a su hermana Asha Greyjoy a la voluntad de Euron Greyjoy para hacerla su prisionera.

En este primer capítulo, el eunuco Theon se redimió y salvó a su hermana de su prisión flotante, quien en un acto de justo reclamo, le propinó un cabezazo como sólo una bucanera de su talla podría hacerlo.

Lo mejor del capítulo fue el final donde Jaime Lannister finalmente se encuentra con Bran Stark, el ahora joven quien a los 10 años fue arrojado por el ‘mata reyes’ tras descubrir que él y su hermana la reina Cersei Lannister tenían una relación incestuosa, situación que, podemos decir, es el detonante para que inicie la serie que ha generado una adicción por su historia en cada temporada.

Ahora nos toca esperar una semana el siguiente episodio de Juego de Tronos, total siete días no son nada comparado con los años que esperamos la última vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *