El suicidio de un muerto

Foto: PRI.

Mikel Arriola nació muerto. Desde su designación a la precandidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tenía todas las de perder, no sólo por ser un hombre sin atributos y méritos políticos, sino por ser abanderado de un partido que desde hace más de 20 años fue desterrado de la capital.

El Revolucionario Institucional ni ha dado pelea y las delegaciones que ha conseguido han sido más por votos de castigo contra el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que por empatía por parte de los ciudadanos.

Con todo esto, el PRI mandó a la guerra a un pobre chivo expiatorio y así evitar la muerte de una sus figuras más carismáticas como José Narro Robles.

Arriola ha nadado contra corriente y hace no mucho se deshizo de la agencia de publicidad que iba a estar encargada de la creación de su imagen y no dejar en el ridículo al ex funcionario del IMSS.

Sus intervenciones en medios, la ausencia de un mensaje que enamore a electores y el lastre de ir por el PRI ya eran suficientes para dejarlo en tercer lugar, sin embargo, en la semana el muerto tomó un revólver y se disparó en la cabeza: se pronunció en contra de derechos de los capitalinos.

El hombre declaró que básicamente está en contra de tres temas: la interrupción legal del embarazo, la adopción homoparental y el consumo lúdico de la mariguana. Arriola olvidó que se en abril de 2007 se aprobó la ley de despenalización del aborto, y en diciembre de 2009 se dio luz verde para que parejas del mismo sexo puedan adoptar.

Y no sólo eso. El miércoles 14 de febrero se dijo cercano al Frente por la familia, un grupo de ultra derecha cuyo discurso no ha tenido más eco de sus reuniones integradas por tres personas, tal vez cinco, pero no más.

Alguien debería decirle a Mikel Arriola que dos de esos temas no son prioridad, no están en la agenda y no le darán puntos, sobre todo puntos. Esta ciudad es de avanzada en avanzada en muchos sentidos, empezando por sus leyes y no permitiremos que se nos quiten derechos que nos distinguen a nivel nacional e internacional, sea el gobernante que sea.

En declaraciones de ese estilo, notamos que el candidato del PRI y su equipo de campaña no tienen imaginación, desconocen la ciudad y sus habitantes y están resignados a la derrota, cuyo único destino será el cementerio político después de alcanzar su merecido tercer lugar. No habrá más.

De a tuit

La ciudad estrena 340 bicis eléctricas para invitar a la gente a utilizar este medio de transporte. Otra razón más para sentirnos orgullosos de la capital pese a Mancera, su desgobierno y el crimen organizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *